Black Label Society – Razzmatazz – 19/03/11

(Siguiente crónica que rescato de la sección anterior).

Primera visita de Zakk Wylde a España desde que Ozzy prescindiera de sus servicios (o sea que pasara de él como de la m…) y desde que superara sus problemas de salud y dejara la bebida (o eso se supone). El tener más tiempo para BLS y la sobriedad han propiciado, al menos para mi gusto, uno de sus mejores discos: Order of the Black. Su gira de presentación es la que nos lo ha traído al rubiales más jeviolo una vez más a nuestro país.

El concierto estaba previsto para el Razzmatazz 2 pero la buena venta de entradas propició el cambio a la sala principal. El local estaba bastante lleno pero creo que todavía hubieran cabido algunas personas más a juzgar por algún pequeño espacio que había al final de la sala y la relativa comodidad que había en el medio donde yo me encontraba. O al menos comparado con algunos conciertos a los que he asistido en esta sala en la que los promotores no tuvieron la más mínima compasión en hacinarnos como sardinas, o mejor dicho como cerdos por lo que sudamos.

Abrió el concierto Godsized, un grupo inglés por lo visto, que no conocía de nada pero que me recordó mucho a los mismos BLS. Me gustaron bastante, sobre todo teniendo en cuenta que nunca había escuchado sus temas. El cantante hacía la mayoría de solos, cantaba y tocaba muy bien. El otro guitarra se parecía bastante al mismísimo Zakk de los primeros años con Ozzy (ahora se le ve más cascado). Un grupo más para seguir.
El sonido de los teloneros me pareció aceptable, el bombo te hacía temblar hasta el hígado, pero no estaba mal, fue mejor que el que sufrimos después. Al menos se entendía todo bastante bien.

A continuación comenzó la eterna espera a que saliera Zakk. Los técnicos pusieron un telón que tapaba todo el escenario y no vimos nada. Estaba claro que iba a empezar con la típica intro de concierto tras el telón para luego dejarlo caer espectacularmente. Es un recurso un poco demasiado visto ya, pero bueno, siempre da un efecto bastante bueno.

Efectivamente, bastante puntual a las 21:00 se apagaron las luces y empezó a sonar tras el telón The Beginning.. At last. Pude ver que los pipas tenían algún problema con el talón y les costó soltarlo por lo que no cayó en el momento previsto pero casi no se notó. Y allí estaba Zakk con un sombrero de hongo y una guitarra de dudoso gusto (ver fotos) mezcla de gibson SG y de dean razorback (la de Dimebag) toda ella aderezada de los típico círculos marca de la casa de Zakk. Este hombre quizás tenga buen gusto en hacer melodías, riffs etc pero con las guitarras no lo tengo tan claro, porque si esta era horrible había que ver la que sacó más tarde con forma de ataúd, era de juzgado de guardia. Pero bueno todo es cuestión de gustos, seguro que encima se venden bien porque las lleva él.

En cuanto empezó noté lo que me iba a impedir disfrutar completamente del concierto: el sonido era bastante malo. El volumen me pareció excesivo y el sonido muy estridente, los agudos eran hirientes. Quizás se debe a que ya tengo mucho metal a mis espaldas y los oídos un poco cascados y hace unos años no me hubiera disgustado, no sé. La cuestión es que el concierto me dejó un soplido en un oido que me tardó un par de días en desaparecer (y suerte que se fue).

Tras un par de temas no sé si mejoró o más probablemente me acostumbré y no me pareció tan estridente, pero igualmente el sonido era un poco pelota, no se entendía del todo bien.

A Zakk se le veía bastante gordo, o hinchado, no sé, quizás tenga que ver con sus problemas de salud. Hace unos años lo vi en el Bikini y entonces se bebía un par de cervezas en cada tema, en esta ocasión además de agua también se le vió creo que una cerveza o dos en todo el rato, o sea que parece que realmente se ha rehabilitado (y que dure).

El resto de la banda era la habitual (Nick Catanese a la guitarra rítmica y John Denese al bajo) excepto el batería que no conocía de nada (por lo visto es Johnny Kelly). Catanese tuvo un pelín más de protagonismo que en otros conciertos que les he visto, tocó un solo en un tema y le dobló otro a Zakk en Funeral Bell.

Zakk lanzando un escupitajo

Me llamó la atención un gesto muy divertido que hacía de vez en cuando de golpearse el pecho como un gorila, nunca se lo había visto en ningún video. Otro gesto, manía o no sé cómo llamarle que hacia que no me pareció tan divertido fue la costumbre de escupir a cada poco hacia arriba (ver foto), por lo que la mayoria de lapos le volvían a caer en el pelo (o en el sombrero al principio cuando lo llevaba). Llamadme tiquismiquis o fino o lo que sea, pero eso es una guarrada del quince, aunque lo haga un guitar hero o quien sea.

Después de unos cuantos temas alternando algunos nuevos con otros viejos llegó el momento de dejarnos descansar un poco los oídos tocando un poco los teclados (descanso relativo porque si Beethoven hubiera tocado el piano con ese volumen se hubiera quedado sordo 20 años antes). Zakk tocó un solo que estuvo bastante bien y a continuación se le unió el resto de la banda para el momento homenaje a su amigo Dimebag. Para ello tocó, como no, In This River, gran tema, aunque a mi me gusta más cuando él toca la guitarra, me parece muy bueno el solo de este tema que en esta ocasión lo tocó a su estilo Nick Catanese que seguro que es un gran guitarrista pero no fue lo mismo para mi.

Después de Fire It Up llegó el momento del solo de Zakk. Soy un friki de la guitarra, fan de Steve Vai y de muchos otros guitarristas solistas y la verdad es que el solo de Zakk me aburrió bastante, fue un autentico coñazo. Demasiado largo y repetitivo. Todo el tiempo las mismas escalas arriba y abajo a toda ostia, , el mismo tapping, golpes de la barra del vibrato de vez en cuando buscando la espectacularidad más que otra cosa… buf, Zakk es capaz de mucho más, pero bueno….

Para la última parte del concierto, como es habitual, se dejó algunos de sus mejores temas como son Suicide Messiah y Concrete Jungle

A la hora y media acabaron con Stillborn y despedida y cierre. No hubo ni bises ni nada. Me extrañó que no hicieran el típico amago de fin de concierto volviendo a salir para tocar la última etc.. ya que es lo habitual y cuando no se hace por un momento te quedas con cara de tonto cuando se encienden las luces y te das cuenta que se ha acabado de verdad.

Finalmente nos fuimos con nuestros oídos zumbando por la salida-embudo del Razz, siempre cuesta mucho salir de allí, no entiendo como no buscan alguna solución. En esta ocasión fue todavía peor porque los Godsize estaban en la tienda de merchandasing que está en la puerta firmando autógrafos.

En fin, otro concierto más a la saca….

Set list:

  1. The Beginning… At Last
  2. Crazy Horse
  3. What’s in You
  4. The Rose Petalled Garden
  5. Funeral Bell
  6. Overlord
  7. Parade of the Dead
  8. Keyboard Solo
  9. In This River
  10. Fire It Up
  11. Guitar Solo
  12. Godspeed Hell Bound
  13. The Blessed Hellride
  14. Suicide Messiah
  15. Concrete Jungle
  16. Stillborn

 

Youtubes

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>